USD 20,00

.
.

Descontando el evidente cambio social y económico en las últimas décadas, Moscú se encuentra en una de las transiciones más interesantes también en arquitectura, gastronomía, ecosistemas emprendedores, artísticos y de gestión urbana que reflejan esa efervescencia y avance como ciudad cosmopolita.

Descontando el evidente cambio social y económico en las últimas décadas, Moscú se encuentra en una de las transiciones más interesantes también en arquitectura, gastronomía, ecosistemas emprendedores, artísticos y de gestión urbana que reflejan esa efervescencia y avance como ciudad cosmopolita.

Estudios reconocidos a nivel global como Zaha Hadid, Diller, Scofidio Renfro, Adjaye, Piero Lissoni u OMA han puesto un pie proyectando parques a pocos metros de la plaza roja,  centros culturales, galerías, oficinas y hoteles.

Inversores multimillonarios actúan como mecenas de instituciones artísticas o formando grupos empresariales que ocupan edificios de la era soviética para transformarlos en hoteles o restaurantes de primera línea. Esos escenarios deslumbrantes ofrecen más alternativas a los locales y sin dudas una nueva percepción a cada visitante.